viernes, 11 de mayo de 2012

CULTIVO DE PIMENTÓN


CULTIVO DE PIMENTÓN


PLAGAS DEL PIMIENTO

Pulgón (Aphis gossypii y Myzus persicae)
Forma colonias, principalmente en primavera y otoño. Se puede plantar albahaca entre los pimientos, para protegerlos del pulgón, ya que esta planta los ahuyenta.

Araña roja (Tetranychus urticae)
Se desarrolla en el envés de las hojas, produciendo decoloraciones, punteaduras o manchas amarillentas. Con mayores poblaciones se produce desecación o incluso de foliación. Su aparición se ve favorecida por temperaturas altas y humedad ambiente escasa.

Araña blanca (Polyphagotarsonemus latus)
Esta plaga ataca principalmente al cultivo de pimiento, si bien se ha detectado ocasionalmente en tomate, berenjena, judía y pepino. Los primeros síntomas se aprecian como rizado de los nervios en las hojas apicales y brotes, y curvaturas de las hojas más desarrolladas. En ataques más avanzados se produce enanismo y una coloración verde intensa de las plantas. Se distribuye por focos dentro del invernadero, aunque se dispersa rápidamente con calor.

Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum)
Los daños directos (amarilleamientos y debilitamiento de las plantas) son ocasionados por larvas y adultos al alimentarse absorbiendo la savia de las hojas. Los daños indirectos se deben a la proliferación de negrilla sobre la melaza producida en la alimentación, manchando y depreciando los frutos y dificultando el normal desarrollo de las plantas. Otro daños indirectos se producen por la transmisión de virus.

Trips (Frankliniella occidentalis)
Estos pequeños insectos producen daños por la alimentación de larvas y adultos, sobre todo en el envés de las hojas, dejando un aspecto plateado en los órganos afectados que luego se necrosan. Estos síntomas pueden apreciarse cuando afectan a frutos (sobre todo en pimiento) y cuando son muy extensos en hojas). El daño indirecto es el que acusa mayor importancia y se debe a la transmisión del virus del bronceado del tomate (TSWV), que afecta a pimiento, tomate, berenjena y judía.

Orugas
Rosquilla negra, gardama, plusia, gusano de cuerno del tabaco, gusano de cuerno del tomate, plusia, gusano verde, gusano de la flor del pimiento, gusanos grises. 

Los daños son causados por las larvas al alimentarse.


Caracoles y babosas
Atacan hojas y frutos, agujereando éstos, y provocando su podredumbre por entrada de agua. Si el fruto está ya desarrollado, aunque esté verde, conviene quitarlo en cuanto se perciba el daño para no perderlo.

Nematodos (Meloidogyne spp.)
Son gusanos microscópicos que suelen producir bultos en las raíces de las plantas, los llamados "rosarios" o "porrillas". Estos daños impiden la absorción por las raíces, traduciéndose en un menor desarrollo de la planta y la aparición de síntomas de marchitez en verde en las horas de más calor, clorosis y enanismo.
Se distribuyen por rodales o líneas y se transmiten con facilidad por el agua de riego, con el calzado, con los aperos, etc..

Sólo especies del género Meloidogyne atacan al pimiento, produciendo marchitez y enanismo en las plantas. Se recomienda rotar con otros cultivos, desinfectar la tierra mediante la solarización y en casos graves, dar tratamientos con nematicidas (aldicarb, oxamyl, fenamifos...).
La Solarización consiste en elevar la temperatura del suelo mediante la colocación de una lámina de plástico transparente sobre el suelo regado previamente en abundancia durante un mínimo de 30 días en verano. Lo que se hace es "cocer" el suelo y matar muchos parásitos: hongos, nematodos, insectos, malas hierbas, etc..


ENFERMEDADES DE LOS PIMIENTOS



El pimiento puede sufrir muchas enfermedades: hongos, bacterias y virus.
- Alternariosis (podredumbre interna de los frutos).

- Antracnosis (manchas circulares en los frutos).

- Botritis o podredumbre gris 

- Cercosporiosis 

- Oidio o Ceniza

- Tristeza o Seca
- Pythium, Rhizoctonia y otros hongos que atacan en fase de semillero.
- Verticiolosis
- Bacterias
- Virus



Ceniza", "Blanquilla" u Oidiopsis

Los síntomas que aparecen son manchas amarillas en el haz que se necrosan por el centro, observándose un fieltro blanquecino por el envés. En caso de fuerte ataque la hoja se seca y se desprende. Las condiciones óptimas para el desarrollo de esta enfermedad, son una temperatura de 26º C acompañada de una humedad relativa del 70 %.

Podredumbre gris (Botrytis cinerea)
Produce lesiones de color pardo en flores y hojas. En frutos se produce una podredumbre blanda en los que se observa el micelio gris del hongo. Es ocasionada, principalmente, por mojarse la planta y el fruto, bien por lluvia, riego, o las gotas de condensación del plástico en invernaderos.
Dos recomendaciones importantes:
-Elimina plantas infectadas, restos de cultivo y malas hierbas.
-Ten especial cuidado en la poda, realizando cortes limpios a ras del tallo. A ser posible cuando la humedad relativa no es muy elevada y aplicar posteriormente una pasta funguicida.

Podredumbre blanca (Sclerotinia sclerotiorum)
Fundamentalmente en cultivo de invernadero.

En planta produce una podredumbre blanda (no desprende mal olor) acuosa al principio que posteriormente se seca más o meno según la suculencia de los tejidos afectados, cubriéndose de un abundante micelio algodonoso blanco, observándose la presencia de numerosos esclerocios, blancos al principio y negros más tarde.

Los ataques al tallo con frecuencia colapsan la planta, que muere con rapidez. 
-Manejo adecuado de la ventilación y el riego. 
-Solarización para desinfectar la tierra.

Seca, o tristeza (Phytophthora capsici)
Ocasiona un marchitamiento irreversible en la parte aérea de la planta sin previo amarilleamiento. Los síntomas pueden confundirse con la asfixia radicular.
Para prevenir:
-Utiliza plántulas y sustratos sanos.

-Elimina restos de la cosecha anterior, especialmente las raíces y el cuello. 

-No plantes muy denso. 

-Manejo adecuado del riego.

-Solarización en suelos con antecedentes.


Roña o sarna bacteriana (Xanthomonas campestris)
En hojas aparecen manchas pequeñas, húmedas al rpincipio que posteriormente se hacen circulares e irreulares, con márgenes amarillos, translúcidas y centros pardos posteriormente apergaminados. En tallo se forman pústulas negras o pardas y elevadas.
Se transmite por semilla. Se dispersa por lluvias, rocíos, viento, etc. Afecta sobre todo en zonas cálidas y húmedas.

Podredumbre blanda (Erwinia carotovora subsp. carotovora)
Bacteria que penetra por heridas e invade tejidos medulares, provocando generalmente podredumbres acuosas y blandas que suelen desprender olor nauseabundo. Externamente en el tallo aparecen manchas negruzcas y húmedas. En general la planta suele morir.
Las condiciones favorables para el desarrollo de la enfermedad son altas humedades relativas y temperaturas entre 25 y 35 ºC, muy propias de invernaderos.
Los tratamientos químicos son poco eficaces una vez instalada la enfermedad en la planta, por lo que es mejor prevenir.

Virus
Virus Y de la patata (PVY), Virus del mosaico del pepino (CMV), Virus del mosaico de la alfalfa, Virus del estriado del tabaco (TSV), Virus del bronceado del tomate (TSWV), Virus del mosaico del tabaco (TMV), Virus del mosaico del tomate (TOMV), Virus del moteado suave del pimiento (PMMV).

FISIOPATÍAS DEL PIMIENTO



Asfixia radicular
Producida por exceso de riegos, y encharcamientos del suelo. El pimiento es muy sensible a este problema. Se produce la muerte de las plantas a causa de un exceso generalizado de humedad en el suelo, que se manifiesta por una pudrición de toda la parte inferior de la planta.

Rajado del fruto
Se produce por aportes irregulares de agua y / o altos niveles de humedad relativa en frutos maduros cuando se hincha el mesocarpio por un exceso de agua y rompe la epidermis. La sensibilidad es variable entre cultivares.

Necrosis apical
Alteración del fruto causada por una deficiencia de Calcio durante su desarrollo. El aumento rápido de la temperatura, la salinidad elevada, el estrés hídrico y térmico, son factores que favorecen en gran manera la aparición de esta fisiopatía. La sensibilidad a esta fisiopatía es variable en función del cultivar.

Quemaduras de sol
Manchas por desecación en frutos, como consecuencia de su exposición directa a fuertes insolaciones.

Fitotoxicidades
El pimiento es una especie que manifiesta con facilidad síntomas de toxicidad por la aplicaión de productos inadecuados. Dichos síntomas suelen traducirse en la aparición de deformaciones y manchas amarillas en hojas, intensas y rápidas defoliaciones, etc.
También la raíz de pimiento es muy sensible a la salinidad, pudiendo tener lugar la muerte de las raicillas que se manifiesta claramente por un necrosamiento.

Temperatura baja
Las bajas temperaturas inducen la formación de frutos de menor tamaño, que pueden presentar deformaciones, reducen la viabilidad del polen y favorecen la formación de frutos partenocárpicos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada